Datos personales

Mi foto
Farmacéutico. Profesor Titular en la UDO. Consultor y Asesor de Empresas en el sector privado; organizaciones gubernamentales en el sector público y persinas naturales. Estudios de especialidad, maestria y doctorado. Gerencia de ciencia y tecnología; planificacion financiera; planificación de la educación superior; gerencia de organizaciones; gerencia política y gobernabilidad. Pensamiento complejo. Historia de Venezuela. Docente investigador de Postgrado. Coach con Certificación Internacional de CIC. Locutor certificado por la UCV.

domingo, 2 de febrero de 2014

Venezuela, el destino en medio de un oleaje sin norte



¿A qué hora los vienen a buscar? Fue la pregunta. El rostro del asombro de quien me solicitaba la información, quedo expresado en su mirada. Su respuesta lacónica fue: “No haga eso”. Pasmado quede con la explicación que me diera a propósito de su advertencia. La inseguridad, no es una sensación, tampoco una percepción, es una realidad común a todos. Ocurrió el sábado 1 de febrero. Pautamos la salida para las cuatro de la madrugada, el vuelo en Maiquetía tenía hora de salida a las siete y media.  Una vez llegó el vehículo que me recogería en el sitio, viví la odisea de salir del edificio a las cuatro de la madrugada. Si les parece, llámenlo paranoia, pero así se vive hoy en Caracas. La inseguridad nos apabulla y somete, hay que rebelarse ante esta realidad social.
Pero, esa es una circunstancia individual, personal si se quiere, única y exclusivamente de mi interés. Así la sumo antes de considerar otras cuestiones de carácter más general y que afectan a todos. Por ejemplo, el Ministro Ramírez reconoce que CADIVI hizo entrega de divisas sin planificación alguna mientras desde los demás ámbitos del alto gobierno se señala a los venezolanos, sin distingo de naturaleza alguna, de ser causantes de la “guerra económica” por dedicarse a “raspar” sus tarjetas, una realidad que es conocida por todo aquel que entra a una entidad bancaria y sin necesidad de escuchar las conversas de los demás, entra en cuenta de cómo las personas de menores recursos e ingresos venden sus cupos de CADIVI, no porque van de viaje, sino porque anta la situación económica del país, ven en esta operación una oportunidad para hacerse de un dinero extra que les permita palear la misma. Hay que rebelarse ante la realidad económica.
Cuando escribo estas líneas, el reloj marca las diez y algo más de esta noche dominguera. A mis espaldas, mientras me dispongo a atender el primer juego del Magallanes en la Serie del Caribe que tiene lugar en la Isla de Margarita, escucho el programa de Betsimar Díaz, la hija del Tío Simón, y un hombre de estas tierras bolivarenses, “Cheo” Hurtado, interpreta una canción cuya autoría corresponde al fallecido Aldemaro Romero, una parte de cuya letra dice “Esta noche me voy a emborrachar con mi mujer …” y el audio del canal (Globovisión), en las dos oportunidades que surge la expresión en voz del cantante, coloca un distorsionador d sonido para que no se escuche la palabra “emborrachar” por aquello del horario restringido en favor de niños y adolescentes. La doble moral oficialista es evidente, insultan, vejan a cualquier hora del día y pos cualquier medio, pero ellos intentan vender la imagen de una ética y valores que resultan incoherentes para con el discurso que les es habitual. Hay que rebelarse contra la idiotez y las pendejadas del hombre nuevo.
Por si fuera poco, en el caso de quienes no apostamos a este gobierno, hay quienes en medio de ese contexto, del cual solo he señalado tres elementos, aún no entienden de política, ni de democracia. Cuestionan lo que hoy ocurre al interior de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y apuestan a su extinción. Piensan sin mayor análisis en las responsabilidades de Capriles y su falta de guáramo para enfrentar al gobierno. En lo personal, tengo aprehensiones respecto a la conducción que hoy hace Capriles desde la cúspide de su liderazgo. En este momento, otros tres líderes de la oposición: Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma, sostienen una posición no solo diferente a la de Capriles, sino totalmente contraria y han asumido la responsabilidad de darle operacionalidad a la misma, donde consideran se encuentra el escenario para su legitimación: La calle.
Hay quienes no entienden que esa ello forma parte del ejercicio de la democracia. Estaría fuera de sus cabales cualquiera de los cuatro si apostara por la escisión de la MUD cuando desde todos los ángulos del espectro opositor la consigna de los analistas políticos es una sola: La UNIDAD por encima de todo. Asumiendo con mucha responsabilidad su actitud ante el régimen y, ante el curso de los acontecimientos, consideran la necesidad de explorar formas posibles de procurar una salida constitucional y obviamente, democrática, a la realidad que hoy intenta aplastar y someter la voluntad de los venezolanos sumiéndonos en un “Mar de dolores” que van desde las colas y el consabido “No hay”, hasta la incertidumbre que vive cada quien al no más salir diariamente de su casa para atender sus responsabilidades para con la sociedad.
Basta que hoy domingo hayamos leído a Luis Britto Garcia y sus “Propuestas para la vida y la paz” (Ultimas Noticias: Domingo 2 de febrero de 2014, p 26), para apreciar en sus planteamientos, cuan perdido se encuentra el gobierno ante el problema de la inseguridad. Britto es un intelectual “revolucionario” y de “Ultimas Noticias” no hay que decir hacia donde apunta la base ideológica y pecuniaria de sus intereses. Pero si eso es poco, resulta que el Presidente de la Asamblea Nacional, aparece en las informaciones del mismo diario, arengando a sus seguidores como Vicepresidente del Partido de Gobierno, cuando hace dos días era erigido en portavoz castrense del ejecutivo para anunciar la rotación y cambios militares que habrían de producirse en estado Zulia luego de una reunión donde también participaban entre otros, la Ministra de la Defensa. A término de que ofreció esas declaraciones, como presidente de la AN; como miembro de la dirección del partido de gobierno o como militar ilegal y recientemente ascendido a un rango que en todo caso es inferior en el orden jerárquico al de otros que también allí se encontraban. Es el escenario político del país y también, por lo que podemos apreciar en él, hay que rebelarse para enderezar entuertos y hacer valer la letra, espíritu, propósito y razones de la constitucionalidad así como la vigencia y el debido respeto a la Constitución.
Termino con palabras de Milagros Socorro en su artículo de hoy (El Nacional, domingo 2 de febrero de 2014, p 9), a propósito de la escasez de papel, no sanitario, sino para la prensa independiente (aunque ya Leocenis García no lo sea desde 6to Poder), el cual tituló:  “Dos cuerpos y un espíritu”. <<Tengan presente los verdugos de Venezuela, los complices de Chavez y Maduro, servicio de adentro de Fidel Castro, que sus tropelías le han quitado las páginas de Opinión a El Nacional, pero sus columnistas les seguiremos echando en cara sus crímenes porque como dejó dicho Andrés Eloy Blanco: “Mi columna vertebral que no se ha doblado nunca, sino ante la máquina de escribir”.>>. Esa y no otra es la realidad de este mi país, hoy domingo 2 de febrero de 2014. Aquí naci, crecí, me forme y he vivido lo mejor y lo menos bueno de mi vida más allá de mi existencia, por tanto, aquí he de morir, espero que por razones naturales y no por otras….
Bismarck Ortiz Rondón
Domingo 2 de febrero de 2014