Datos personales

Mi foto
Farmacéutico. Profesor Titular en la UDO. Consultor y Asesor de Empresas en el sector privado; organizaciones gubernamentales en el sector público y persinas naturales. Estudios de especialidad, maestria y doctorado. Gerencia de ciencia y tecnología; planificacion financiera; planificación de la educación superior; gerencia de organizaciones; gerencia política y gobernabilidad. Pensamiento complejo. Historia de Venezuela. Docente investigador de Postgrado. Trainer Coach. Locutor certificado por la UCV.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Fraga, amor humano; Séneca, el aquí y el ahora (I)



Cuando el modelo de gobierno que rige actualmente en Venezuela se instaló en el poder, decidí dejar de escribir la columna dominical que mantenía en el diario El Expreso de Ciudad Bolívar. Luego publique una que otra vez hasta que finalmente deje de hacerlo. Se titulaba “En el aquí y el ahora” y en ella comentaba sobre los textos y libros cuya lectura semanal concluía, una que otra nota política e incluso alguna receta de cocina y comentarios acerca de películas que llegaba a ver y analizar. En diferentes momentos posteriores he intentado retomar esas reflexiones pero que atraviesan los diarios con el papel periódico han desarmado mis motivaciones al respecto.

Sin embargo, un par de las últimas lecturas realizadas me traen de vuelta. El uno, ¿Qué paso con nuestro amor” de Carlos Fraga (2009)[1] y “Sobre la brevedad de la vida” de Séneca, con prólogo de Francisco Socas (2011)[2]. Dos libros que bien pueden ser  apreciados en términos de un viaje. Un maravillosos viaje que va desde la interpretación del amor en términos humanos hasta la sentencia de no malbaratar el tiempo, único capital propio que cada quien dispone desde el momento que su existir queda registrado e instalado en este mundo. 

Interpretar el amor desde lo humano, más allá del amor mágico que nos vuelve locos en la juventud, no es una tarea fácil, particularmente cuando nos toca en carne viva y por una u otra razón hemos de lidiar con él. Por otra parte, la cuestión del tiempo, del cual señala Séneca, es más el que perdemos que el realmente aprovechamos en procura de una existencia superior, nos mueve a pensar en nuestra cultura de la vida y de la muerte como antípodas de un mismo juego en el que la una se acerca mientras la otra avanza.

Amar en términos sanos y maduros requiere una alta dosis de trabajo, que ha de realizarse en el aquí el ahora permanente de la relación. Un proceso doloroso en el que si caemos hemos de levantarnos y continuar l tarea porque al final del camino, al término de ese inacabado proceso, alcanzamos, también en “tempo” presente, la más humana de todas las verdades, la verdad del amor. Son dos temas cuya posibilidad de asociación reflexiva luce verdaderamente interesante y por tanto vale la pena intentarlo, a eso voy.

Bismarck Ortiz Rondón
Ciudad Bolívar 28 de septiembre de 2014




[1] Fraga carlos (2009) ¿ Que pasó con nuestro amor? Pomaire. Caracas.

[2] Séneca L. A. Sobre la brevedad de la vida. Con Prólogo de Francisco Socas. Clásicos. La esfera de los libros. España.

viernes, 19 de septiembre de 2014

AMOR



Veo el perfil de tu rostro, solo una parte de tu cara,
estas dormida. Velo tu sueño.
Tu cara Sobre mi regazo.
tu espalda desnuda,
la acaricio para profundizar tu sueño y que me sientas allí.
Tu cuerpo a medias descubierto,
Cansancio, tu piel y la mía se han juntado y se han amado,
nuestros labios se han besado.
los míos han recorrido cada rincón y probado cada pliegue de tu piel desnuda.
Estamos exhaustos, satisfechos, abandonados a nuestro mutuo placer.
Pienso en el AMOR y veo en la palabra, definición, profundidad, sentido….
AMOR, es el AMOR….


19 09 2014 / 3,50 am
Ciudad Bolívar

Amor



amor, es palabra devaluada,
amor es palabra sin sentido ,
amor es palabra sin profundidad,
amor es palabra para el olvido.


09 09 2014 / 3,40 am
Ciudad Bolívar